¿América o The Americas? (IV) – U.S. not America (4)


Hoy está olvidado en la historia inglesa, pero será el fraile dominico Thomas Gage quien impulsará el cambio de actitud de Inglaterra respecto a América, propiciando su ansia de conquista y colonización, hasta entonces competencia exclusiva privada dejada a las Compañías de Plantación [N.Ferguson,2006:93].

En 1648 aparecía en Londres el libro de Thomas Gage, “The English-American his Travail by Sea and Land”, doce años de viajes por tierras americanas, Méjico y Guatemala fundamentalmente, pero también Honduras, Nicaragua y Costa Rica, en un período que abarca desde 1625 hasta 1637.

El Inglés Americano: sobrenombre que entonces se estrenaba, y que había de tener tan amplio significado a lo largo de la siguiente centuria, […] y que se ha de interpretar como ‘El Inglés Hispano-americano’ ” [C.S.d.Santa María,1971:556-558]. En una revista de filología explican que, “in those days, meant the English-Spanish” [D.Tejera,1996:204]. Es decir, angloespañol puesto que América, o Las Indias como escribirán los españoles hasta el siglo XVIII cuando se acepte el nombre de América, era una provincia más del reino de España.

14 - archive.org_details_englishamerican_1648_Thomas_Gage_0007_BIS1

Portada de la primera edición de “The English-American” (1648)

Fray Tomas de Santa María, alias – como antes se decía- Gage”, pertenecía a una familia de nobles adheridos al catolicismo; educado en colegios jesuitas de los Países Bajos católicos (Flandes) y de España, tuvo un sonado altercado con sus maestros en Valladolid y, como otros estudiantes ingleses, entró en la comunidad rival de los dominicos; en su caso, odiando a muerte a los jesuitas. Este suceso provocó que su padre le desheredara. Tras ordenarse sacerdote, fue “cura romano durante 38 años” [C.S.d.Santa María,1971:558]; ejercerá de profesor en Jerez y, luego, embarcará hacia América de tapadillo – sólo los españoles nativos podían viajar a América -, en concreto a Filipinas, pero las noticias poco halagüeñas que llegaban de allí le inclinaron a desembarcar en Nueva España.

15 - archive.org_details_englishamerican_1648_Thomas_Gage_0007_BIS2

Mitad inferior de la portada del libro de Thomas Gage (1648)

Tras su regreso de las tierras americanas a Inglaterra, en 1640, abjurará del cristianismo católico, en 1642, en favor del puritanismo; además, llevará su “odium theologicum” a denunciar a antiguos compañeros jesuitas y franciscanos logrando que les ahorquen.

Gage odiará algunas costumbres observadas en los clérigos españoles y criollos, “los pecados públicos y privados de los habitantes de aquellas tierras” [C.S.d.Santa María,1971:559], también la tolerancia hispana a “prácticas semiidolátricas” entre los americanos [C.S.d.Santa María,1971:560]. En fin, su edición de 1648 es de un discurso y crítica moralizantes de las costumbres en América según la ponencia de Carmelo Sáenz de Santa María; sin embargo, la “acritud” de su lenguaje no es la de su predecesor Bartolomé de Las Casas, “para lectores como los ingleses que daban por descontadas innumerables atrocidades en América los relatos de Gage resultaban descoloridos. Se trataba de abusos normales, entre gentes también normales” [C.S.d.Santa María,1971:562].

16 - archive.org_details_englishamerican_1648_Thomas_Gage_0009

Dedicatoria del libro de Gage donde aparece la palabra “America”.

Cuando Gage escribió su obra estaba tan influido por el idioma español que su redacción está plagada de hispanismos con palabras y frases enteras escritas sin traducción dado su escaso recuerdo del inglés. Gage, el “english-american, es decir, el anglo-hispano, pensaba en castellano cuando redactaba en inglés. De hecho, fue el descubridor ante el público inglés de aquellos pueblos que constituían el grande y poderoso mundo hispánico” [C.S.d. Santa María,1971:564].

En la reedición de 1655 eliminará el título de The English-American (no estaba bien visto; América se asociaba con España), al no ser conveniente para sus planes personales: liberar América del yugo católico, y presentarlo como una “misión depuradora para el pueblo inglés, tan injustamente tratado por los españoles en América, y tan purificado entonces por la revolución puritana” [C.S.d.Santa María,1971:559]. Añade mapas con el fin de convencer a Oliver Cromwell, Sumo Protector de Gran Bretaña desde 1649, para que se lance a una ofensiva militar contra la América española que conoció.

La idea de invasión es grata a Cromwell, y el plan de Gage es tomar primero la isla de Santo Domingo, desde allí conquistar Guatemala y avanzar hacia el oeste hasta el río Tabasco, con ello “todo el Este caería en manos de Inglaterra hasta el istmo de Panamá” [C.S.d.Santa María,1971:559].

Gage presuponía unos condicionamientos humanos: muchas islas y grandes territorios de América están despoblados por la ferocidad española, hay pocos criollos, menos aún peninsulares, y se hallan tan divididos entre ellos y con los mestizos, mulatos, negros y americanos que no debe esperarse resistencia alguna; son tan pecadores que sus mismos pobladores presienten que deben entregarse a un pueblo extranjero con una doctrina pura, evidentemente el pueblo inglés.

Para tener una perspectiva del presente de aquella época inglesa recomiendo el artículo de Lucía Méndez, “La visión de Inglaterra sobre América a través de fray Thomas Gage” [L.Méndez,2013].

17 - archive.org_details_englishamerican_1648_Thomas_Gage_0010

Página siguiente donde Thomas Gage sigue mencionando la palabra “America”.

Hay que tener en cuenta que el nombre de América “representó para el mundo inglés, hasta entrado el siglo XVII, posesiones ibéricas de insospechadas riquezas” [S.Rinke,2014:21]. La idea de Gage no era nueva, pero su estrategia de combate era sencilla y prometía perjudicar el monopolio comercial español.

Cromwell estableció sobre tan fantástico plan su western design [Designio Occidental: establecer una base de operaciones permanente en América desde la que hostigar las plazas americanas y la flota de Indias], organizó la Armada —lejano eco de aquella que fue apodada la Invencible—, la puso bajo la dirección de William Penn [almirante] y de Venables [general], y como asesor político-religioso, Gage” [C.S.d.Santa María,1971:559]. La expedición fracasó, aunque conquistaron Jamaica en 1655. Allí murió Gage de una enfermedad a comienzos de 1656.

La influencia de Gage es contrastable en el gobierno inglés, lo será más tarde en la política del monarca francés Luis XIV por su plan fácil de conquistar América y, finalmente, en las colonias británicas de la América noratlántica.

Después de 1700 no hay mas reediciones del libro de Gage. En 1758, se publicará, por entregas, en la revista New American Magazine (colonia de Nueva Jersey), la primera edición en suelo americano de su viaje de 3.300 millas por las tierras de América: “Eran datos sobre el Sur que irían poco a poco formando la conciencia americana [us-european, euroestadounidense] y de su Destino Manifiesto, tan similar al Western Design de Cromwell”.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s