ZAPOTILLO – GUAYAQUIL – QUITO NON STOP [290113] (1/5)


Me presenté a las ocho menos cuarto de la noche en la terminal de autobuses de la cooperativa de transporte Loja, compré un tíquet de Zapotillo a Guayaquil dadas las limitadas opciones para salir del pueblo directo a Quito: sólo una salida al día a las 13h. La otra cooperativa, Unión Cariamanga tiene horarios similares, pero entonces ignoraba su existencia.

PANAMERICANA_22032011  02 - Entrada terminal cooperativa transporte Loja en Zapotillo (Ecuador, enero 2013)

La información sobre hoteles, transporte y turismo la obtenía sobre el terreno preguntando o callejeando teniendo como guía de primeros auxilios el libro de Lonely Planet dedicado a Ecuador (ed. española 2010; última edición 2013). Se había quedado antiguo – no recogía los nuevos terminales terrestres de buses en Quito y otros innumerables cambios – pues esta república está en constante transformación desde 2007 y todo queda obsoleto de un año para otro, pero la información hotelera era bastante fidedigna y disponía de gráficos callejeros de cada ciudad, probablemente lo que más me ayudó en el viaje ya que se me olvidó guardar, en el móvil, archivos de imagen con un mapa de calles de las ciudades ecuatorianas. La verdad es que el libro no defraudó siendo muy práctico sus consejos de visitas turísticas, rutas, transporte y, sobre todo, busca hoteles y situación en callejero.

03 - Salidas cooperativa transporte Loja en Zapotillo (Ecuador, enero 2013)   04 - 24 años gobierno parroquial Garzareal (Zapotillo, Ecuador, enero 2013)

05 - Garaje Divino Niño y trabajo encuestador (Zapotillo, Ecuador, enero 2013)  06 - Liberación y entrega del híbrido INIAP H-824 'Lojanito' (Zapotillo, Ecuador, enero 2013)

En Ecuador es difícil obtener información turística imprescindible y útil: pernoctación, transporte público y precios. Si tienes coche casi todo es facilidad para llegar, si vas a pie olvídate de ir. A lo largo del viaje será dificultoso saber dónde hay una oficina de información turística: contados hostales y hoteles (de hasta 20$) tienen una simple guía de calles para moverte por la urbe y los terminales terrestres de autobuses, salvo honrosas excepciones como Quito, magnífico, o Cuenca, mínimo, sitios que son el primer contacto entre el forastero y el lugar, no facilitan apenas información turística útil (hostales/hoteles) ni existen folletos informativos para recoger las 24 horas. Es imposible hacer turismo si falta información turística útil en los terminales terrestres. No digamos en los hoteles; falta coordinación entre todos los protagonistas para facilitar un resumen práctico al forastero.

10 -Cooperativa transporte Loja - Billete or tiquet de Huaquillas a Puyango, 3$ (Ecuador, enero 2013)11 - Cooperativa transporte Loja - boleto,billete,tiquet Puyango - Machala 3,5$ (Ecuador, enero 2013)12 - Coop. transporte Loja - boleto,billete,tiquet Huaquillas - Zapotillo 6$ 6h (Ecuador, enero 2013) bis

Boleto/billete/tíquet de Huaquillas a Puyango (3 horas, 3$; ? a Machala 3,5$; de Huaquillas a Zapotillo ( 6$, 6 horas)

16 - Boleto,billete,ticket Coop. transporte Loja, Zapotillo - Guayaquil x 12,50$_9h 15' (Ecuador,enero 2013) bis 17 - Reverso boleto,billete,ticket Coop. transporte 'Loja', Zapotillo - Guayaquil (Ecuador, enero 2013)

Boleto Zapotillo-Guayaquil (anverso y reverso); a veces, no sé por qué, piden nombre/pasaporte. Peso extra se paga.

La ruta por la E25 hacia Arenillas transitó oscura; los únicos puntos de luz fueron los televisores que iluminaban el interior de las casas desperdigadas, a lo largo de la carretera, cuyos habitantes veían la televisión fuera de la casa, sentados al fresco, dejando puerta y ventanas abiertas para ver, costumbre que vi extendida a lo largo del camino; aunque no siempre estaban atentos a la caja tonta.

Las máquinas de construcción de infraestructura viaria continuaban trabajando durante la noche. Suele ser normal que el gobierno incluya entre sus condiciones a las empresas constructoras ganadoras de algún concurso público, aparte del lógico plazo límite, un horario 24/7 de construcción estimulando, de paso, la conjunción de varias empresas para terminar el trabajo en el tiempo previsto lo cual fomenta la contratación de mano de obra.

El presidente Correa impulsa una carrera cuyo salto previsto es acortar el plazo normal que un país necesitaría para salir del submundo desarrollado, consecuencia de ello son las inversiones millonarias en carreteras (para 2015 ya las autopistas), hospitales, modernas “escuelas del milenio” (3 a 14 años), centrales hidroeléctricas, y refinerías; en las ciudades una arquitectura urbana racional sin permitir las invasiones de tierras y alojando a los residentes, que vivan en condiciones hacinadas, en casas de dos plantas con una típica estructura de comedor, cocina abajo y dos habitaciones arriba con un cuarto de baño. Esta es, también, la base de las viviendas modulares, de precios asequibles y/o razonables, que el gobierno ecuatoriano financia para una familia prototipo de cuatro miembros.

Se han construido depósitos de almacenamiento de gas licuado para no depender de los vaivenes del mercado y disponer de una reserva energética para un mes; por otro lado, con la entrada en funcionamiento de la central hidroeléctrica Coca Codo Sinclair se extenderá el uso de la energía eléctrica subvencionando cocinas por inducción para no depender del gas licuado, producto derivado importado, de alta dependencia histórica para la cocina en la familia ecuatoriana media, que supone un gasto importante en la economía nacional como producto subvencionado, además del contrabando continuo con Perú y Colombia donde se venden los cilindros de gas licuado al doble y triple de precio. Son políticas estructurales tendentes a favorecer a centenas de miles de personas porque Correa y su movimiento político social PAIS son conscientes de los orígenes de la república del Ecuador.

¿24/7? Es que la semana no tiene más días, ni los días más horas.

09 - Entrada al Bosque Petrificado de Puyango, 1$ (Ecuador, enero 2013)En 2007 los extranjeros, básicamente los “gringos”, pagaban 10$ por acceder a los parques naturales en tanto que los nacionales solían pagar 1$. Parece que esto ha cambiado y, ahora, todos pagan lo mismo. Gran acierto.

Durante el trayecto el ayudante del conductor llevaba un buen rato discutiendo con una joven madre, no llegaría a los veinte años, que viajaba con dos críos a su lado. La chica defendía su derecho a pagar “un pasaje y medio” mientras el ayudante la contrariaba diciendo que debía pagar por cada niño, que tendrían unos dos y cuatro años respectivamente. a lo que la joven replicó con pagar dos billetes, uno por ella y otro por sus hijos; el ayudante consultó con el conductor del bus y regresó con malas nuevas. La madre encolerizó: “¿Por qué no me dijo cuando subí con los dos niños? Deme los dos medios”. Pretendía que le cobrasen medio pasaje por hijo a lo que el ayudante la miraba en silencio para pedirle de nuevo el dinero. Era una discusión angustiosa: aquella madre no estaría defendiendo con tanto ahínco su postura si tuviera dinero; por otro lado el ayudante se jugaba su profesionalidad ante su superior.

La situación se eternizaba cuando llegamos a Píndal a las nueve y media de la noche y paramos en el pequeño terminal terrestre de la cooperativa Loja Internacional; entonces se unió el conductor a la discusión y tenía claro que su autocar no saldría de Píndal si aquella madre no pagaba y ahí nos quedamos todos viendo una escena comprometida socialmente. Volví a acordarme de Mr. Torbellino y sus miserables 5$ [véase los capítulos de Puyango]. ¿Qué pensaría?

¡Apúrese!”, sonó de fondo la voz atronadora y con mala gaita de una mujer cincuentona espetando al conductor; éste se molestó y respondió en el mismo tono: “Dígaselo a la policía”. La joven madre se levanta, entonces, y se dirige a la oficina comercial de “Loja Internacional”, situada frente a la parada.

Unos minutos después un policía entró en el interior y pidió que los hombres bajaran con sus equipajes. Al bajar de la escalerilla vi que los pasajeros se colocaban en el costado del autobús tal como les indicaba uno de los cuatro policías; yo me moví al otro lado y nadie me dijo nada. Empezaron a cachear a los hombres y registrar sus equipajes. Pregunté a quien parecía el jefe de aquella patrulla, más que nada porque él no actuaba y los demás sí, si buscaban armas; respondió que contrabando de mercancías. Caray. En 2007 viajar de noche por Ecuador en autocar tenía el riesgo de sufrir un asalto, aunque no era corriente sí había cierta cadencia temporal : el modus operandi solía ser un par de delincuentes camuflados de pasajeros esperando la llegada de un par de coches o “camionetas” 4×4 que se cruzan en la carretera, delante y detrás del autocar. Se levantan de sus asientos, y con armas automáticas, roban al pasaje móviles, carteras, joyas, etc. dándose a la fuga en los vehículos.

El gobierno ecuatoriano, consciente de esta penosa estampa del país, ha reforzado la labor y la imagen de la policía modernizándola con adecuada infraestructura como vehículos patrulleros con radiotransmisores, cuarteles policiales con duchas, despachos, última tecnología en transmisión de datos y computadores porque de todo esto carecían, sin olvidar unos sueldos dignos que aumentaron desde que gobierna el presidente Correa ganando unos 800$ mensuales de media cuando antes eran unos 200 a 300$ [2007].

Hay mucho en juego: Ecuador quiere destacar el turismo como uno de los ejes productivos del “cambio de matriz”: idea que plantea volcar esta república en un país desarrollado en tiempo récord y no depender de la economía primaria, agraria y extractivista (petróleo y minerales). Me pregunto si tienen in mente a Corea del Sur con un pasado de economía primaria y dictadura hasta finales de los ochenta (inolvidables imágenes las de los enfrentamientos de los trabajadores contra la policía y el ejército coreano): en 10 años una potencia tecnológica absoluta y democracia.

El gobierno del Ecuador sabe que los turistas tienen en sus mentes el concepto de inseguridad asociado a casi todos los países americanos de habla hispana y, desde hace unos pocos años, combate a las mafias y delincuentes con instrumentos de tecnología punta e investigación científica. Es verdad que el país nunca tuvo fama de peligroso, pero muchos turistas prefieren ir a Costa Rica, Cuba, Canadá o Estados Unidos en vez de a Ecuador y son, precisamente, turistas con mayor nivel adquisitivo que los mochileros, más sibaritas con la comida; no suelen ir por agencias de viajes y las playas no están en su lista de preferencias. Les gusta callejear y aprehender sin sentir temor a nadie.

Este es el reto al que se enfrenta Ecuador con una policía más eficaz en su lucha contra los delitos de lo que era antes del infausto día del 30 de septiembre de 2010 cuando una sublevación policial estuvo en un tris de ser el típico golpe de estado al que nos tenían acostumbrados las repúblicas bananeras centroamericanas y sudamericanas.

Tras la respuesta del oficial de policía pensé que no quiso decirme toda la verdad para no asustar innecesariamente; en todo caso me pareció injusto no estar en la misma fila que el resto de los pasajeros. Quizás al ser “gringo” se intuía que no tenía pinta de asaltante de autobuses o contrabandista a pesar de venir de Zapotillo que se ha convertido, parece ser, en un coladero del contrabandismo según algunas noticias periodísticas. Bueno, ídem de ídem en Huaquillas.

Me puse en la fila con los demás hombres, me cachearon y registraron, no a fondo, mi mochila. “Gracias”, me dijo el policía que me registró. “No las merecen. Es vuestro trabajo”, le respondí cordial a su amabilidad. El registro continuó con las maletas y otros bultos colocados en la bodega del autobús.

07 - Escarabajo (or un coleóptero) en Píndal (Ecuador, enero 2013)  08 - Escarabajo (un coleóptero) en Píndal (Ecuador, enero 2013)

En Píndal, mientras se producía el registro policial del equipaje del autobús, vi en la calle, junto a la acera, un escarabajo enorme, del tamaño del dedo corazón, patas arriba luchando por regresar a su posición natural. Le ayudé y, de paso, lo fotografié. Desde Esmeraldas, en el 2007, no había visto un coleóptero de esas dimensiones.

Al finalizar la revisión policial pudimos subir al autobús, no sin antes ir a las oficinas comerciales de la cooperativa de transporte para usar sus lavabos al carecer el autocar de este equipamiento en su interior. ¿Quién sabe cuándo pararía la próxima vez y si habrían baños limpios, siquiera baños? Respecto a la intimidad de los mismos hay que abandonar toda idea que se tenga en los servicios de las compañías de transporte salvo alguna rarísima excepción como son los terminales terrestres de Guayaquil o Quito e, imagino, que Cuenca. Mear no significará un problema grave, pero cagar no será aconsejable en algunos lavabos masculinos. Desde mi punto de vista en Ecuador se sigue pensando que la gente come y bebe cuando viaja, pero no mea ni caga y, por tanto, no hace falta habilitar cuartos apropiados para ello en condiciones dignas e íntimas, aunque las cisternas de los retretes funcionan mejor que en 2007. Está claro que la inversión gubernamental en infraestructura de alcantarillado y colectores está dando sus frutos y ya el agua no se atasca en el váter como era más corriente en 2007. Tal era así que había una costumbre extendida en todo el Ecuador en aquella época, tanto en casas particulares, oficinas de transporte de viajeros, lavabos de gasolineras y hostales u hoteles de precio medio: el papel higiénico con el que te limpiabas el culo se depositaba en una papelera, podía tener tapa o no, para no embozar las cañerías; procedimiento que, sin embargo, atraía a moscas y mosquitos. No pude nunca seguir esa costumbre aunque en un hotel de Ibarra era, incluso, obligatorio indicándose mediante cartel informativo en el lavabo. Era entendible una papelera para papel mojado, mocos o suciedades diversas evitando embozar, pero no con mierda humana a la vista de cualquiera. Lo siento, era superior a mis fuerzas, a mis costumbres. No lo había visto jamás en la vida ni estaba enterado por libro o publicación alguna. Falta de cosmopolitismo. En una aldea china, perdida en algún lugar remoto del campo, unos viajeros cagaron en un surco efectuado en una pequeña colina por donde bajaba el agua. Los campesinos, por deferencia a la pareja de extranjeros, les dejaron colocarse arriba del todo. Hablo del 2005. En la India algunos viajeros comentan, desde los autobuses en que viajan atravesando pueblos, que vieron a nativos cagando al lado de la carretera a la vista de todos.

En fin, en 2013 no vi esa costumbre en Ecuador en ningún cuarto de baño de los que estuve y sólo un inodoro se embozó en el restaurante de un hotel de San Lorenzo. Es un gran cambio del país, además de generar confianza en sus medidas sanitarias. Una nueva Ley del Agua se aprobó en junio de 2014 para regular su uso (léase este editorial del diario El Mercurio), aunque ignoro si ello conllevará la creación de depuradoras de aguas residuales, el tercer elemento junto con los colectores y el alcantarillado. Un poco de googling.

15 - Portada 'Perspectivas desde la ciencia' (UTPL), Nº 9 (marzo 2012)

En la revista universitaria “Perspectivas desde la ciencia”, nº9, año II, marzo 2012, de la UTPL (Universidad Técnica Particular de Loja), se nos dice:

En los últimos años los recursos para invertir en agua y saneamiento se han incrementado por parte del Gobierno Nacional y la cooperación internacional, especialmente a nivel de parroquias rurales […] se desarrollan unidades básicas o letrinas con sistemas de pozos sépticos que permiten el tratamiento de aguas residuales”. En otro artículo se especifica:

En un gran porcentaje de comunidades urbanas y rurales de la provincia de Loja, y en general de Ecuador, con poblaciones menores a 5000 habitantes, las aguas provenientes de los alcantarillados sanitarios son descargadas directamente a los cauces naturales, ya que no cuentan con un sistema de tratamiento adecuado de aguas residuales”. La articulista postula aplicar un sistema de depuración alternativo de “métodos naturales” para estas poblaciones, aunque no los especifica ¿?.

En el editorial de esta revista divulgativa ya nos informan cuál es la verdadera preocupación:

El problema se presenta en poblados más grandes que requieren sistemas de alcantarillado pluvial y sanitario en los cuales las descargas son considerables, este tema merece mucha atención de las autoridades responsables, al no existir un tratamiento adecuado, los flujos son depositados directamente en quebradas y ríos”.

En Ibarra, al norte del país, la multinacional española Acciona construye un EDAR (Estación Depuradora de Aguas Residuales) para casi 200.000 habitantes. Parece increíble que, hasta ahora, esta ciudad de más de 100.000 habitantes, a 112 km. al norte de la capital del Ecuador, no contase con una depuradora.

21 - Acciona construye una EDAR en Ibarra (Ecuador, 2014)

Este era el nivel de atraso del país que se encontró Correa a su llegada al poder. Era consciente de ello.

Son innumerables las obras por todo Ecuador cada año de mandato obligando a las guías de viaje a actualizarse cada dos o tres años. El gobierno tiene un lema para sus carteles anunciadores de construcciones de infraestructura: “Avanzamos Patria”. No es un ningún lema engañabobos.

Entonces yo sólo sabía lo que leía en los periódicos; ahora estaba in situ comprobando si la verdad es la que se dice. En el fondo este era el motivo de mi segundo viaje.

Estamos todos sentados esperando el final de la discusión entre la joven madre y la cooperativa de transporte. Interviene el oficial de policía junto con sus camaradas para apaciguar los ánimos: todos esperamos en silencio que contribuyan a solucionar el conflicto. Escuchan las versiones de cada uno: la mujer insiste en que la oficina no le vende “dos medios pasajes”. Empieza a lloviznar.

Los policías se alejan con los protagonistas de la discusión; a los cinco minutos regresan todos. “Señores: nos vamos”, espetó el conductor algo enfadado por el desenlace. Por fin. No sabemos cómo lo han logrado, pero, desde luego, los policías se han ganado un buen punto.

Hubo una segunda revisión policial en Alamor, a una hora de camino de Píndal, sin cacheo, pero si un profundo registro del equipaje de la bodega al ser un contingente superior al de Píndal. Cuando el autobús de la cooperativa de transporte “Loja Internacional” partió hacia Guayaquil la noche se volvió infinita hasta el destino. Mientras tanto, los cambios se van notando en Ecuador.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s