La inexistencia en Zapotillo [290113] (2/3)


Al parecer en Zapotillo todo el mundo se había olvidado de existir a las tres de la tarde.

– Hola.

– Hola. ¿Tienes cerveza?

– Pilsener.

– Perfecto.

El muchacho que me atendió andaría por la veintena. Cuando regresó con la birra se quedó charlando conmigo. La cerveza estaba fresca, pero no fría. Ach, con aquel calor sofocante no bastaba. Cuánta falta le hace a Ecuador una red eléctrica moderna capaz de abastecer a todo el mundo. Me cobró un dólar y medio. Más barato que en Guayaquil.

El joven se dispuso a libar, con una cañita, un líquido alojado en un coco abierto por una de sus puntas.

– ¿Qué es? – pregunté.

– Una pipa; también se llama jugo de coco. Cuesta 0,75$.

– ¿Por qué esta aquella casa en ruinas? – pregunté señalando al edificio situado detrás del ayuntamiento de Zapotillo.

– Es la antigua escuela nacional destruida en la guerra.

– ¿Cuál, la de Paquisha o la del Cenepa?

– Cenepa.

La guerra del Cenepa es una de las tantas que ha mantenido el beligerante Perú con sus vecinos, y es una de las tres en las que se enfrentó con Ecuador en el siglo XX. Duró algo menos de un mes, entre finales de enero y mediados de febrero de 1995.

Es historia antigua que procede de la independencia de los países hispanoamericanos aunque su raíz se hunde en el siglo anterior con las disposiciones reales españolas respecto a sus colonias y la creación del virreinato de Nueva Granada.

Es literalmente imposible averiguar la verdad del largo conflicto que enfrentó a estos países que nace durante las guerras de la independencia con España: el orgullo nacional peruano sobresale en cualquier foro de internet donde se dirima esta cuestión, y, prácticamente, hay unanimidad en la sociedad peruana; quizás, como me dijo una chica de este país, porque “es lo que enseñan los libros de escolaridad”. No sólo los libros. Estas guerras han servido para exarcebar el patriotismo peruano hasta el punto de que un teniente de la aviación, muerto en la guerra de 1941, fuera declarado héroe nacional en 1966, Gran General del Aire del Perú en 2007 y su imagen impresa en los billetes de 10 soles desde 1991. Por último, abril de 2014, se ha designado al espacio aéreo peruano con el apellido de este aviador.

13a - Billetes de 10 soles (nueva imagen del 2011 con José Abelardo Quiñones Gonzales)

La cuestión es que Ecuador, tras proclamarse país independiente de la Gran Colombia, tenía, de facto, un territorio casi el doble de grande que el actual. No menos cierto es que era todo amazónico, con zonas todavía inexploradas cuya unica población importante era Iquitos, la ultima ciudad navegable del río Amazonas. Política y económicamente apenas contaba, aunque se sospechaba que albergaba petróleo, pero a Perú le interesaba el caucho y mano de obra indígena que salía casi gratis.

Los gobiernos peruanos siempre exigieron ese territorio, no se conformaron con la frontera del río Marañón; los casus belli de todas las guerras habidas en el siglo XX han sido culpar a Ecuador de provocaciones armadas, supuestas invasiones ecuatorianas o agresiones violentas de tal manera que siempre es Ecuador el culpable de iniciar la guerra. Perú es un país que siempre ha estado, militarmente, por encima de Ecuador en armamento y soldados sin importar el siglo ni el año.

En julio de 1941, aprovechando la debilidad política del presidente ecuatoriano de entonces, más interesado en reprimir las revueltas ciudadanas que desembocarían en la revolución de “La gloriosa”, en 1944, e implantar un estado policial que protegiera el poder de la oligocracia, Perú invadió Ecuador anexionándose por la fuerza los territorios reclamados. Tras el acuerdo de Río de Janeiro de 1942 Ecuador perdió una extensión cercana a los 278.000 km2 (1) Si bien, realmente, la perdida neta fue menor, de unos 13.000 km2 ya que, desde la década de 1920 Perú fue ocupando territorio oriental poco a poco.

13b - 800px-Ecuador-peru-land-claims-01 (Wikipedia)

En 1981 ocurrió la guerra del Paquisha o falso Paquisha y, en 1995, el último conflicto bélico entre ambos países dejando este recuerdo en Zapotillo: la escuela del pueblo quemada. Es un buen recordatorio.

– La gente huyó a Pindal y Sabanilla cuando se inició la guerra.

El joven se refería a que los habitantes se resguardaron al interior de Ecuador, hacias las montañas, ante el temor de que el ejército peruano atravesara el río Chira cuyo cauce es fácilmente vadeable por los vehículos.

Los ánimos estaban caldeados en aquella época. El corresponsal de El País en Ecuador, Juan Jesús Aznárez, narra la siguiente anécdota el 31 de enero de 1995: Una ecuatoriana robada por un carterista movilizó a los peatones en su contra identificándolo como peruano a sabiendas de que no era así. En lugar de “¡Al ladrón!”, gritó “Allá va un peruano” y la captura del ladrón fue rápida. La tragicómica secuencia ocurrió la noche del domingo en el centro de Guayaquil, según una información publicada ayer por el diario El Universo. La víctima forcejeó con el delicuente, quien además de arrebatar la cartera trató de llevarse a tirones el reloj de la señora. Incapaz de detenerlo, definitivamente burlada, la mujer convocó a todos con fuertes voces: “¡Alla va un peruano’, ¡Cójanlo, que es peruano!”. El caco ecuatoriano, quien inútilmente juraba ser un nacional patriota, fue inmediatamente rodeado y a punto estuvo de morir linchado como peruano”.(2)

De todos modos la gente sabía distinguir a los ciudadanos peruanos de sus gobernantes: la guerra del Cenepa se debió, en buena parte, a los intereses políticos del presidente peruano Fujimori en un momento de baja popularidad y lucha de poder con otros partidos.

Actualmente hay paz siendo improbable que haya ningún conflicto bélico en el futuro, toda vez que se han firmado acuerdos binacionales para fomentar el desarrollo de todos los pueblos y ciudades de la región con la construcción de diversos puentes internacionales, y de carreteras que faciliten el transporte de mercancías y personas. La mayoría de sus ciudadanos sienten que no son distintos y , desde luego, prefieren estar en paz. Sea.

(1) http://www.eluniverso.com/2008/08/17/0001/8/3D1D598AC7494FC2A533BA4B57535594.html

(2) http://elpais.com/diario/1995/01/31/internacional/791506804_850215.html

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s