La gallada del barrio Cuba [260113] (3/4)


El C. S. D. King es un club social “privado” cuyas siglas significan Club Social Deportivo King en referencia a un equipo yanqui de béisbol donde participaban ecuatorianos; en su honor fundaron un equipo de fútbol vecinal.

38 - Equipo CSD King 1966 (foto del centro cívico CSD King, barrio Cuba, GYE)

Cada socio paga una cuota mensual donde se incluyen los alimentos; las bebidas, alcohólicas o no; el mantenimiento del edificio (frigorífico, lavabo). No dependen de nadie que yo recuerde.

37 - Interior centro cívico CSD King (1955) - Barrio Cuba (GYE)

El barcelonista, que seguía jugando al rume, apercibió a Beni; se percató que había personal que no era socio, entraban al local y se tomaban un chupito de whisky por la cara. Tenía toda la razón del mundo; de la docena de personas que eran cuando nos conocimos se convirtió en un jaleo de casi 30. Le hizo un gesto levantando los dos brazos, fastidiado por aquel desmán, y Beni se movió rápido para controlar aquel gentío y las botellas espirituosas. El C. S. D. King no es un bar ni cobran por las bebidas. Eres socio o invitado.

Tampoco sería mala idea transformar aquel local en una terraza cafetería con exposición permanente de la historia del barrio Cuba y del CSD King. En espacios separados los socios seguirían disfrutando de su modus vivendi y los visitantes guayacos, foráneos, gringos, extraños, podrían tomarse una copa en un garito original.

Además, desde el C. S. D. King, se podrían organizar excursiones para extranjeros y nacionales al mercado Caraguay, al Camal y ver las orillas del Guayas aunque no sea ninguna belleza la zona. De momento.

A pesar de la diversión notaba un sudor copioso en el cuerpo. Me pareció fuera de lo normal, sobre todo porque también tenía frío. Achaqué al whisky la culpa, pero eran chupitos de dos dedos que sentaban bien, sin embargo, sentía demasiada calor.

Beni me explicó que el origen del barrio Cuba se debe a los contrabandistas cubanos que mercadeaban con licores evadiendo los impuestos descargando, en aquel entonces, sobre este puerto improvisado en la ría del Guayas, entonces “un estero de manglar”. Sin embargo, en el diario El Telégrafo explican el origen del nombre en el año 1929 cuando el cabildo guayaquileño lo nombró barrio Cuba en “un acto de reciprocidad con el gobierno cubano” por erigir una estatua de Eloy Alfaro. (1)

El barrio Cuba es un pedazo de historia de la ciudad. Un pantano que en 1930 comenzó a ser habitado aunque era un puerto improvisado donde los marineros comerciaban con arroz, banano, café, madera de balsa y otros productos. Está pegado a otro barrio histórico: el Centenario, donde transcurre parte de la obra “Las cruces sobre el agua” (1946) narrando la vida cotidiana, allá en la primera década del siglo XX, mencionándose el trabajo semanal de los abromiqueros cuando no había alcantarillado en Guayaquil, la diversión de la chiquillada, la convivencia vecinal venida de tierras tan diversas como Esmeraldas, Ríobamba, Daule, etc, y la temida peste bubónica. Un libro de lectura recomendable para entender el quehacer diario de una ciudad ecuatoriana hace 100 años.

Me fijé que al final de la calle Estrada Coello habían un muro que rodeaba lo que semejaba una mansión y le pregunté a Beni; noté una contracción en su faz antes de responderme que era un cementerio. Añadió que no le diese importancia. Era raro, no me estaba diciendo la verdad. Él sabrá por qué.

(1) http://www.telegrafo.com.ec/noticias/guayaquil/item/el-barrio-cuba-una-tradicion-del-sur.html

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s