LA CHICA DOBLE DEL MERCADO CARAGUAY [260113] (1/2)


Cuando mi hermano trajo aquel retrato de nuestra vieja enfundado en un traje de astronauta pensé que era un fotomontaje. No. Propaganda soviética de la primera cosmonauta planetaria: Valentina Tereshkova.

¿Existen las personas dobles realmente; tenemos un doble todos y cada uno de nosotros?

– Tíos, tenemos dos ojos, dos fosas nasales, dos orejas, dos labios, dos filas de dientes; dos brazos y dos piernas.

– Dos tetas. – dijo otro de los que participaban en aquella reunión de bares y alcohol que, como el resto de la peña, iba perjudicado aunque conservaba la vertical.

– Dos pulmones –, continuó el defensor de la existencia de los dobles en la humanidad. – Y lo más importante: el cerebro está dividido en dos partes.

– Hemisferios cerebrales – dije. Tenía que aportar algo a la conversación.

No recuerdo con seguridad quiénes estábamos; alguna amiga concordaba con lo expuesto por aquella conjetura que revoloteó aquella noche de fiesta: todos tenemos un doble en este mundo. Se dedujo la hipotesis de que es posible que exista esa similitud entre los humanos por los genes: la probabilidad combinatoria de que los pares de ADN pueden provocar rasgos físicos de semejanza.

Durante una temporada puse la teoría a prueba encontrando tres personas conocidas con su respectivo doble casi idéntico. Por esas mismas fechas una amiga dijo haberme visto un día y lugar imposibles de reconocer por mí mismo. Esos meses concluyeron con una creencia más que una tesis. En definitiva, todos tenemos un doble físico realmente parecido a nosotros. El escritor José Saramago noveló sobre el tema con “El hombre duplicado” donde un profesor ve un día por televisión a un actor secudario idéntico a él y se propone encontrarlo y conocerlo; libro en el se ha basado una película actualmente: An enemy (2014). Imagino que es corriente que los seres humanos hayan tenido experiencias análogas y alguna vez se hayan preguntado sobre el hecho aunque las respuestas varían según las culturas.

Para encontrar un doble también es necesario el azar, otra especie de creencia humana sobre la cual se ha filosofado y novelado más a menudo. Joseph Conradt le puso tal título a una de sus novelas. Hoy día a un proceso fortuito, desencadenado en un período de tiempo, se le denomina efecto mariposa por buscar una lógica científica a unos actos acaecidos por un exacta casualidad cuya naturaleza se escapa a la mente racional humana. Todo tiene una lógica, de lo contrario pensaríamos que es el destino.

01 - Café de Tere (2010, moskimoi.blogspot.com)Foto cortesía de http://moskimoi.blogspot.com.es/2010/06/el-bolon-de-tere.html

Es lo que ocurrió ese sábado por la mañana mientras desayunábamos en el reputado Café de Tere. Raúl y Adri me habían llevado allí en 2007 y me quedó el gusto por los bolones pero no recordaba cuál. Era mi último día en Guayaquil antes de partir de viaje, y ellos sabían que yo deseaba repetir la experiencia de comer en el Café de Tere, un restaurante de comida rápida netamente guayaco, a dos minutos del aeropuerto José Joaquín de Olmedo.

A Raúl le complacía el lugar; era un referente del éxito que una persona puede tener en la vida. La señora Tere era enfermera y sus ingresos mensuales no debían alcanzar, por lo que, allá por 1990, empezó a vender bolones, una comida tradicional guayaquileña, desde una ventana de su casa. Este restaurante era su historia personal.

Habíamos pedido y pagado ya en caja; nos dieron un dispositivo electrónico similar a un avisador que nos indicaría cuándo estaría el menú preparado.

Mientras esperábamos charlamos sobre proyectos de futuro y, estando en Guayaquil, esto significa negocios y emprendimientos, mayormente tiendas de alimentación o restauración.

Su hermano Fernando tuvo la idea de emular la idea de la señora Tere pero con su madre, la señora Aurora. En un post anterior ya he hablado de su guiso de carne que es un primor con reputación en el barrio y más allá, así que la familia acogió con agrado la idea, pero como toda idea, presentaba varios aspectos a tener en cuenta.

El avisador sonó y Raúl acudió al mostrador a entregar el dispositivo que contenía nuestro menú; Adri y yo le dedicamos unos ratitos a la pilluela de Valeria que estaba taciturna contra su costumbre. Raúl se nos unió para ir, poco a poco, retomando la conversación en el punto dejado.

El negocio propuesto de abrir un comercio de restauración tenía dificultades de financiación, problemática; la búsqueda de local y de un nombre para el mismo – donde había consenso -; quiénes participarían en el negocio y en qué porcentaje, etc., etc., etc. Cuestiones nada fáciles de dirimir, pero que bien resueltas podrían desembocar en un éxitoso negocio. Confiaba en Fernando.

Llegaron las camareras, en patines, con las bandejas de nuestros menús. Teníamos hambre pero, como siempre, el Café de Tere estaba a rebosar de gente.

Café de Tere (menú ejemplo)

Otro tema que toque con Raúl y Adri fue la incuestionabilidad de las políticas de Correa por parte de quienes son sus defensores. Les expliqué el breve encuentro con Magali, la pareja de Goyo, uno de los tíos de Adri. Ella, como Goyo, apoyan la política realizada por el gobierno del movimiento Alianza PAIS, pero cuando yo indagué sobre la corrupción y el descontrol del dinero público, Magali se limitó a una frase: “Todo está bien. Este gobierno es bueno y Ecuador es un buen país”. No tenía por tonta a Magali, una abogada moderna y liberal, pero que se negase de plano a discutir cualquier disensión sobre las políticas del gobierno ecuatoriano ofrecía una imagen sumisa e intrascendente del simpatizante del movimiento social PAIS; quizás le disgustó lo que dije acerca de lo visto en Guayaquil.

Abandonamos el Café de Tere para ir al nuevo edificio del Terminal Terrestre. Raúl conducía, Adri entretenía a Valeria y yo cavilaba sobre las horas que tardaría en llegar a Huaquillas. Supuse que saliendo hacia las once de la mañana llegaría al anochecer dándome tiempo a buscar un hotel u hostal para pasar la noche. No había programado nada salvo ir al Bosque Petrificado de Puyango y visitar Puerto Hualtaco. Todos los pensamientos de cara al viaje; logística sobre todo: pernoctación y traslado.

En esas estaba explicando a Raúl estos imponderables cuando vimos unos manifestantes con las banderas de Alianza PAIS, primero banderolas naranjas, luego verdes, típicas de este movimiento social. Entonces a Raúl le hizo gracia algo que vio; se giró hacia mí, en el asiento del copiloto, y me soltó una noticia bomba de tal magnitud que postergué un día más el viaje y sin la cual no habría conocido a la doble de mi fantástica amiga YV. ¿Destino? ¿Mejor encontronazo de universos paralelos? Casualidades y decisiones personales. Efecto mariposa. “Y, Manu, ¿sabes que Correa está en Guayaquil? Está mañana en Ecuavisa han dicho que hará un mitin en la plaza Caraguay en el barrio Cuba. Eso está en el Guasmo”.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s