El Colonial [250113] (2/2)


Mientras el gerente chileno y yo charlábamos de Ecuador, su futuro; las políticas de Correa, las elecciones presidenciales y legislativas y temas afines, la noche se iba aposentando suavemente.

Al igual que los contertulios de la peña del cafetín este chileno también tenía una imagen infravalorada de la sociedad ecuatoriana cuando no despectiva respecto a su evolución futura. Decidí tomármelo con parsimonia y sin ganas de polemizar. Enfaticé los logros sociales del gobierno ecuatoriano y de qué manera estaban incidiendo en la sociedad mejorando su autoestima. Respondió con evasivas negando los hechos sin mucho éxito.

Qué bien me sentaba la cucaracha. Diantres. No le dejaba una sola afirmación negativa sin replicar y, claro, atrajimos la atención. No fui el único que se dio cuenta que un camarero, que iba y venía a la terraza, se demoraba en ella un ratito más cada vez. El chileno también notó el interés; cuando alguna de sus opiniones eran peyorativas hablaba por lo bajini pegándose un poco más a mí.

30 - Nocturno bar restaurant El Colonial  (Zona Rosa) @ Guayaquil

La conversación se amansó cuando hablamos sobre la zona rosa. Al parecer estaba de capa caída y se lamentaba de ello.

El público empezaba a asistir al local, la música sonaba llegando a todos los oídos sin molestar y, desde luego, estaba animando el ambiente. Se encendieron algunas luces que iluminaban la fachada dándole colorido, no obstante todo ello la zona rosa conoció tiempos mejores. En 2010 una ley prohibió los horarios a las tantas de la noche y la venta de bebidas alcohólicas después de las doce; súmese la inseguridad de robos a los clientes y taxis piratas que podían desembocar en un secuestro exprés.

Aconsejé invertir en reformar los locales, modernizar su decoración y tratar de atraer a varios tipos de públicos: los bailongos, los charlatanes, los vacilones, mujeres solas en grupo, etc. Crear recintos amplios y diversificar la música para atraer al turista gringo. No sólo de salsa y reguetón vive el hombre. Respecto a la seguridad lo tenía clarísimo: establecer acuerdos con cooperativas de taxis que lleven al cliente a su casa, y más si está ebrio, y una ronda de la policía en el horario final de las discotecas no estaría nada mal, pero esto último me parece que ya lo tienen presente las autoridades. De hecho, veía a los patrulleros policiales rondar cada poco mientras estuve en la terraza de El Colonial.

Le mencioné que es bueno una mezcla de público de edad y vestimentas: refuerza la tolerancia social. Se le ocurrió entonces mencionar a los “maricones” que estaban degradando la zona rosa. Le respondí que los homosexuales son unas personas con un gasto medio más alto que el público general; cuidan mucho la imagen que tienen y suelen ser personas tolerantes con quienes las chicas se hallan, generalmente, a gusto, aunque no es menos cierto que tampoco mola estar rodeado todo de tíos; da igual que sean heterosexuales. No mola salvo que seas gai. Dijo que al final de la avenida Rocafuerte había algún local de lesbianas y transexuales. Igual se refería a uno llamado Atenea, a dos manzanas de El Colonial.

Le explique que en Barcelona, a mediados de los 80, corrían rumores de que en algunos bares de gais violaban a los jóvenes; un estigma que existía, una leyenda urbana que desapareció cuanta más información había sobre este colectivo humano y cuántos más famosos reconocían su homosexualidad. La primera vez que uno ve besarse a dos tíos repele, no así con las tías, luego te acostumbras a verlos juntos cogidos de la mano o en actitud cariñosa o, simplemente, hablando con ellos de temas en común (trabajo, estudios, etc.). Ves que se comportan igual que todo el mundo. El que es un cabrón es un cabrón, luego será homosexual o heterosexual, pero primero es un cabrón. No sé si me explico.

31 - Bar restaurante El Colonial de noche (16.00-03.00 L-J,16-04.00 V+S) @ GuayaquilEl Colonial (peña – restaurant zona rosa)

He de reconocer que el gerente chileno prestaba atención a las recomendaciones que le expresaba respecto al negocio de la farra; debió parecerle razonable que cuanta más gente más dinero. Una ecuación simple. Ellos mismos. Como ya dije a la peña del cafetín vendrán extranjeros con otras perspectivas de los negocios y triunfarán entre la clase media emergente que desea divertirse sin pasarlo fatal y, por otro lado, está más abierta a nuevas experiencias. Tolerancia es la palabra mágica.

Estoy persuadido que Guayaquil dará un cambio brutal en este sentido aunque tardará unos años; es una urbe amalgama de muchos inmigrantes de otras regiones, con una pujante clase media. A los guayacos no les importa mucho quién eres si ayudas a mejorar la ciudad. Sólo necesitan un empujón para ver las ventajas económicas y sociales de una ciudad con una mente más abierta y tolerante. Al fin y al cabo son pragmáticos o eso se desprende cuando hablan de sí mismos.

 – – –

LISTADO DE SITIOS DONDE IR DE FARRA x GUAYAQUIL CENTRO

Las noches en la Zona Rosa saben a diversos sabores pero a salsa, principalmente en Cali Salsoteca –Panamá e Imbabura– o en Azúcar de Cuba –Mendiburo y Córdova–. Aunque los amantes del rock –clásicos y camisetas negras– van tras esos acordes frenéticos y en vivo al emblemático Soho –Juan Montalvo y Rocafuerte– y también a Premium –Luzarraga y Panamá–. Los románticos memoriosos acuden al bar Elepé –Padre Aguirre y Rocafuerte–. El acogedor Kashmir –Rocafuerte y Juan Montalvo– y Ojos de perro azul –Panamá y Padre Aguirre– ofrecen tributos en vivo al ritmo de blues, rock y nueva canción. Los artistas bohemios se atrincheran en Guayaquil de la Culata –Córdova y Mendiburo–.

Alternativos como el Atenea; discotequeros como el Praga, con balcón terraza.

Cortesía de El Universo (2010)

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s