Agenda de viaje [250113]


Tras salir del museo Centro Cultural Libertador Simón Bolívar me dirigí a las oficinas del tren de Ecuador situado en pleno centro del malecón 2000: un antiguo vagón remozado.
Caminaba memorizando lo que me había dicho un hombre joven que me encontré al terminar de visitar todas las exposiciones. Parecía informador del centro cultural y le comenté mi pesar por no haber podido ver la exhibición divulgativa dedicada a la masacre de obreros en la protesta del 15 de noviembre de 1922. En relación con ese hecho histórico nombró al escritor ecuatoriano Joaquín Gallegos Lara; me recomendó la lectura de una novela suya que no conseguía recordar. Afortunadamente googling y he aquí el título: Las cruces sobre el agua (277 páginas; 6,40$, editorial Libresa.

Un fallo no haber colocado algunos ejemplares a la venta en el mismo museo u otros libros relacionados con la temática.
Eran las cinco de la tarde cuando me interesé en comprar unos billetes tras seleccionar unos recorridos de la docena que tenían para escoger. Tardé medio hora en comprar tres rutas. Al igual que ya sucediera en otros comercios, y el propio museo, me pidieron los datos personales, dirección y el número de pasaporte. Sin duda a la compañía ferroviaria pública le servirá para orientarse de cara al turismo, pero es de una lentitud insufrible adquirir un billete de tren. La oficinista tenía que rellenar los formularios por internet y, luego, imprimirlos. Pensaba en un trámite más sencillo: decir los destinos y comprar los tickets. Sin más requisitos. Tiempo total estimado: cinco minutos. Menos mal que no había nadie más que yo. Diez minutos por billete más conversación a la hora de elegir, puesto que uno de los trayectos ofertados no estaba disponible y era de los prioritarios para mí: “Sendero de arrozales” (Durán – Yaguachi – Durán), 22 km., 3 horas 45 minutos, 10$ ida/vuelta.

202 - Tren Ecuador (Condor Puñuna y La Libertad -  feb. 2013)

Me fastidió que me dijera indisponible; confiaba en los textos de los folletos y lo visto en el sitio web oficial (www.trenecuador.comwww.ecuadorbytrain.com/trainecuador). Si está escrito, y publicitado, queda mal no cumplir con lo que se dice. Este trayecto es uno de los interesantes: conocer un poco de Durán, contemplar Guayaquil desde la orilla opuesta; atravesar los campos arroceros del país y conocer la cultura montubia y en un tiempo, relativamente corto, que me permitía irme el mismo sábado hacia Huaquillas (frontera sur del país). A ello se añadía el hecho de no haber podido visitar Boca de Caña; yendo a Yaguachi era un modo de resarcirme visitando un pueblo parecido. Me sentó como un tiro que me dijera que no. Al turista si no se le dan facilidades de transporte no va a ir por su cuenta; y otro detalle importante, ¿cómo vas a planificar ningún viaje por el interior de Ecuador si, luego, no se cumplen las rutas o hay incidencias inesperadas que no deberían producirse? Muy mal. Aquello desmoronó mi confianza en los transportes públicos y me hizo ser precavido con la agenda prevista:

Puerto Hualtaco, Bosque Petrificado de Puyango; ver el florecimiento del árbol guayacan (todavía no tenía claro dónde pero sabía que era por el sur cerca del bosque petrificado); por último, tenía que estar en Quito el 31 de enero, fuera como fuera, para asistir al cine 8 1/2 a visionar el documental “Con mi corazón en Yambo”. Luego sería más libre para actuar a mi aire: Cuenca, Ríobamba, Ambato, Baños y amazonía, Ibarra y San Lorenzo. De ahí a recorrer la costa, apenas entrevista en 2007, en los últimos 4 o 5 días, con parada obligatoria en la playa del canquigua, Bahía de Caraquez y, probablemente, Canoa. Quizás a última hora conocer Montañita (conocido lugar de surfeo) de pasada y, finalmente, retornar a Guayaquil para vivir las elecciones del domingo 17 de febrero.

Inicialmente había previsto una estadía de mes y medio, pero los vuelos de las compañías aéreas encarecían los billetes con regreso superior al mes, así que ajusté los lugares a visitar y salir de Guayaquil el jueves. Pospuse la salida al sábado, dos días menos para viajar por Ecuador y eso conllevaba más viajes, en autocar, para desplazarme con las horas que se tardan en llegar de un destino a otro a pesar de sus magníficas carreteras. Hay vuelos internos por precios razonables pero la información disponible en Ecuador varía respecto a la realidad, un handicap con el que ya contaba pero pensaba que podría cumplir el objetivo. Me fiaba del continuo trasiego de ecuatorianos por el país y la cantidad de cooperativas de transporte. Ahora albergaba ciertas dudas.
Tenía poco más de 1000$, 50€ y la tarjeta de crédito. Es decir, iba con el dinero justo; un vuelo sólo lo cogería si me venía de paso y era fácil encontrar y llegar al aeropuerto.

204 - Mapa detalle rutas tren EcuadorHabían ocho excursiones en tren para escoger; descartada una, eliminé otra, la más turística, la Nariz del diablo; nombre en kichwa Condor Puñuna (la cuna del cóndor):
Alausí – Sibambe – Alausí, 12 km., 25 $ ida/vuelta, 2 horas 30 minutos.
Ya hice un trayecto parcial en 2007 y no quería repetirla porque sabía que se prohibieron los viajes en el techo del tren, que era el distintivo más característico y famoso de este viaje: la aventura. Ocurrió un accidente mortal con un turista cuyos detalles desconocía y se prohibió el viajar en el techo. Esperaba que la compañía ferroviaria reforzará las medidas de seguridad pero no la prohibición absoluta.
Quedaban, pues, 7 rutas a elegir. Finalmente me decidí por las siguientes:
Avenida de los volcanes: Quito – Latacunga – Quito; 8 horas, 10$.
Tren del Hielo: Ríobamba – Urbina – Ríobamba, 31 km., 3h. 45′.
Sendero de los Ancestros: Ríobamba – Colta – Ríobamba, 25 km., 4h. 15′.
Los dos últimos se realizaban el mismo día a distintas horas, así que aproveché la circunstancia para efectuar dos viajes en uno. Me tentaba la ruta Tren de la Libertad (Ibarra – Salinas – Ibarra, 30 km., 4h 30′), pero en Quito ya decidiría dependiendo del cumplimiento de la agenda viajera.

201 - Mapa rutas tren Ecuador (2014)
Todo listo para despedirme de Guayaquil. Eran las cinco y media de un magnífico viernes y una sensación de ambiente festivo. No tenía ninguna prisa por llegar a casa de Adri, así que me puse a andar por el malecón y, a la altura del museo Simón Bolívar, torcí para callejear un rato. Había una sorpresa aguardando: unos monigotes, encaramados a una terraza, me habían echado la vista encima.

Advertisements

2 thoughts on “Agenda de viaje [250113]

  1. You share interesting things here. I think that your website can go viral
    easily, but you must give it initial boost and i know how to do
    it, just search in google – mundillo traffic increase

    Like

    • Thx Cerys (good comic introduction about yourself). Sorry for late reply (spam WP).
      I guess so, but the reading is time. A friend of mine trying to recommend a basic tools to increase readers.
      That’s the question: readers. What about the writing? You write so much as me 🙂 in your posts.
      Uf, the perception of the text as a visual entity and own meaning. Not just text/read.

      Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s