El Guasmo: hombre muerto [230113]


Nos sentamos a la mesa a cenar. La tardanza en llegar por mi culpa no permitía más retrasos. En Guayaquil y Ecuador se cena hacia las siete, es decir, cuando ya ha anochecido.

Departíamos sobre la familia y, como en muchos otros casos, suele recaer en un familiar la chanza cuando cuando hay visitas de parientes remotos o extraños; en este caso le tocó a Fernando, el menor de los tres hermanos, ser la víctima.

Su hermano Raúl abrió fuego al incitarle a contarme sus desventuras por El Guasmo, el límite sur de la ciudad delimitado por el estero Cobina.

Antiguas haciendas, de extensiones inabarcables a la vista, han rodeado el Guayaquil primitivo; desde mediados de los años 60 se han venido ocupando las de la zona norte y sur, en sucesivas oleadas de invasiones de tierras que propiciaban los políticos a cambio de votos, fundamentalmente en los años 70 y 80. El Guasmo nace en los setenta y debe su nombre a un árbol característico de la zona.

25 - El Guasmo, distrito con fama peligrosa en Guayaquil

Raúl bromeaba sobre los percances que tiene trabajar en aquella zona de la urbe mientras Fernando soportaba, de buen humor, los comentarios graciosos pues todos conocían la historia excepto yo.

En su trabajo de comercial para una compañía telefónica de móviles le enviaron a El Guasmo. En su primer día le robaron y, en los siguientes días, anduvo con mucha precaución pues siempre andaban sonsacándole cualquier cosa. Se trasladaba en Metrovía, el transporte público de gestión privada de autobuses con paradas establecidas, pero alguna vez había tenido que coger un taxi y estos no se adentraban más allá de ciertas calles.

Juana me contó alguna vez que de niña y adolescente iban a unas playas cerca del puerto marítimo, las conocidas como “las playitas del Guasmo”. En el viaje del 2007 ni asomé mi cabeza tras la línea imaginaria del Palacio de Cristal, al final del Malecón 2000. Por lo visto para un turista no hay nada que ver.

El Guasmo es un conjunto de sectores [un sector equivale a un distrito en Barcelona] de la ciudad denominado “zona caliente” por la policía, donde el robo es habitual; también el sicariato. Habitan 500.000 personas, una quinta parte de Guayaquil, y tiene la fama de mayor peligrosidad de toda la ciudad.

guasmo

Raúl bromeó: “Enseñale a Manu el Guasmo. Que te acompañe en la metrovía”. Fernando me retó a ir con él al Guasmo; acepté, pese a las advertencias y mis propias aprehensiones. Luego añadió que ya lo conocían y no preveía que pasase nada, pero Raúl se burló una vez más: “En cuanto lleguéis a la última parada ni bajar. Sin salir de la parada enrejada. Si le ven no volvéis”. Por mi parte, asumí el riesgo de ver terra ignota y procuraba convencer a Fernando de que era una buena idea.

El asunto se terminó cuando Raúl comprobó que tanto Fernando como yo íbamos en serio; persona prudente y conservadora como es, titubeaba ante dicho propósito. Quizás porque pensó que yo no aceptaría el envite de su hermano. Protestamos y discutimos un rato, pero Adri puso punto final apoyando a su marido; Fernando se amilanó ante las razones de su cuñada respecto al futuro de mi persona por aquellos barrios, y sin él yo no sabía ni siquiera ir al Guasmo. Aventura non nata.

Al despedirnos de todos la lluvia seguía cayendo en gotas finas. Raúl me sorprendió al tomar otra dirección para volver a casa. Se dirigió al norte por la avenida Francisco de Orellana, giró al oeste y, luego, viró al sur por la Vía Daule; quería mostrarme una zona de urbanizaciones que se estaban construyendo, todas amuralladas y con garita de vigilancia. La mayoría estaban en construcción y alguna presentaba ya un estado avanzado suficiente para empezar a vivir. Todas tenían enfrente el parque Samanes permanentemente vigilado por la policía, tanto la metropolitana como la nacional. Unas viviendas de precios razonables para una clase media (ambos trabajando) donde poder dejar a sus hijos “jugar y corretear tranquilamente”. Igual que en cualquier ciudad europea.

Advertisements

2 thoughts on “El Guasmo: hombre muerto [230113]

  1. No sé si ha sido tu intención, pero me he reído mucho leyendo las cosas que te han pasado. Has vivido lo que odio y me gusta de mi ciudad al mismo tiempo.

    Like

    • 😀 Pues espérate k cuente mi visita al Barrio Cuba el sábado; tiene su guasa también con La gallada del CSD King; el mercado Caraguay, el jubilado pasota y otros elementos. Je, je, je, je. Respeto, man. Buena gente. Aproveché que había policía y mucha gente k vino ex-profeso al mitín de Rafael Correa ese día. En otras circunstancias no sé si me habría atrevido :))
      Una ciudad tiene esa cualidad: te gusta y la odias al mismo tiempo a tu pesar. Sino, no la considerarías tu ciudad. A tu pesar :))

      Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s