¿Es usted macho o gringo? (6) – Escuelas


Caminaba distraído por las amplias aceras del Guayaquil mestizo cuando un golpe de voz alertó el sentido del oído por la derecha y traspasó el de la izquierda: desde una escuela infantil se escuchaban los chillidos de las maestras hacia los niños. ¡Caramba!, con esos gritos logras atención. Dolía el incansable vocerío de las maestras; esto me lo confirmaría la pequeña de Enma, con sus 8 años aborrecía ese tratamiento y otros castigos que les imponían: añoraba el trato recibido en su escuela de Barcelona.

Escuela fiscal matutina #313 y vespertina mixta #321 (1º a 7º cursos) Guardería

Esta es la escuela fiscal [pública] matutina #313 y vespertina mixta #321 (1º a 7º cursos) Guardería. Son dos en el mismo predio o finca. En una de las dos las maestras gritaban desaforadamente a los niños.

Era una escuela fiscal, y esto quiere decir perteneciente al Estado; pero la gestión la maneja el Municipio de Guayaquil. Los profesores, actualmente (del 2008 en adelante), son elegidos por oposiciones; se despidió una gran cantidad que no cumplían unos requisitos mínimos, con las consecuentes protestas. ¿Quién es el responsable institucional de que sigan todavía maestras gritonas o que imponen unos castigos de hace décadas, como me contó Enma, a niños de 6 a 12 años; que reprimen cualquier atisbo de pensamiento propio? No lo sé. Todo el mundo debe obedecer con órdenes: esta parece ser la máxima.

Me alejé lo más presto posible de tal lugar; me fijé en los derredores donde habían numerosos colegios fiscales, entiéndase de titularidad pública, adonde irían a parar aquella caterva de pilluelos mal educados.

17 - Colegio fiscal mixto José Joaquín de Olmedo (Typography TWO, best to me)

Oración del estudiante (colegio J.J. de Olmedo; Guayaquil)

Chanza estudiantil la “Oración del estudiante”, en el FB de los alumnos del J.J. de Olmedo

18 - Colegio fiscal mixto José Joaquín de Olmedo (2009)

Debe leerse ciento setenta y nueve mil dólares y no millones a pesar de que la coma arriba, en principio, indica la cifra de millones en el sistema numérico ecuatoriano.

20 - Escuela fiscal mixta vespertina RFA [123.550$, 2007; Tungurahua y capt. Nájera bis

Escuela fiscal mixta vespertina RFA [123.550$ inversión, 2007]; dirección Tungurahua y Capitán Nájera.

21 - Escuela fiscal mixta República de Francia

Escuela fiscal mixta República de Francia; compartiendo espacio con la escuela RFA.

26 - Cruce de escuelas

Plantel compartido por las escuelas fiscales mixtas Eloisa Neira Torres #320 y la vespertina Sofronia Segarra de Thede.

Sé que el gobierno ecuatoriano está invirtiendo en Guayaquil en las nuevas escuelas de guardería, algunas ya inauguradas en 2013, con unos cánones modernos de diseño, biblioteca, espacio de juegos infantil, baterías sanitarias adaptadas para los críos, espacios más amplios. En una palabra: se aleja de lo cutre; de las fotos que ha visto el lector hasta ahora, y más que verá, tanto en Guayaquil como en el resto de Ecuador.

Si hay una palabra que identificaba plenamente una ciudad y un país en mi visita de mayo de 2007 era cutre. En este segundo viaje estaba comprobando que la palabra seguía ajustándose a la realidad.

Los avances del gobierno por disponer de edificios modernos para la policía (los cuales no tenían en sus oficinas ni siquiera duchas; más parecían garitas); para los jueces; para las escuelas y colegios reformados con otro aspecto; viviendas públicas dignas con habitaciones separadas por paredes, etc. estaban dando sus frutos pero, de momento, en Guayaquil, no contemplaba nada de eso y el imponente parque Samanes (el más grande de Sudamérica) quedaba fuera de mis objetivos visuales.

Esta es la otra realidad del Ecuador: la verdad y lo que es la verdad se mantienen distanciadas.

Por eso mismo es de valorar el gobierno de Correa: no decora el mundo real de su país. Pone cifras a la pobreza en Ecuador, al analfabetismo, a la miseria y la suciedad, y, claro está, al descenso de esos números gracias a la inversión social: lo llaman redistribución de la riqueza. Bien sé que estas afirmaciones son un prejuicio por mi parte; pero como conocía la historia reciente del país no podía evitarlo. Ese era otro de mis objetivos: quitarme la venda de los ojos preguntando a los lugareños hasta dónde llegaba la verdad respecto al gobierno ecuatoriano.

Como dice a menudo el propio Rafael Correa: han hecho mucho, pero queda mucho por hacer. Verdad es.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s