Erase una vez un caballero vivaracho y deslenguado (y II)


Todos los pronósticos fallaron cuando se supo el resultado de la primera vuelta, quedando Correa por debajo de “el héroe de dios” o “el enviado de dios”: el empresario bananero Álvaro Noboa (22,84% y 26,83% de votos respectivamente).

Respondió a un error de cálculo político, al haber previsto que el voto nulo de la primera vuelta habría contribuido a desbaratar completamente el sistema de partidos”. (9)

Y no sólo eso; su contrincante parecía conocer mejor al pueblo ecuatoriano: “Noboa había acertado al privilegiar los temas de políticas públicas como vivienda y empleo y al colocar, a través del manejo de spots publicitarios, dudas sobre la permanencia de la dolarización en un posible gobierno de Correa (además lo calificó de comunista y terrorista)”. (10)

Efectivamente, Rafael Correa, cuestionando la partidocracia, atemorizó al sector económico y político derechista del país; este respondió con todo el arsenal disponible para impedir que ganase Rafael Correa:

La ‘campaña sucia’ a la que está acostumbrada la derecha económica y política del Ecuador también prosiguió vía telefónica, por correos electrónicos, con grafitis en las paredes de las ciudades, por Internet y utilizando medios de comunicación”. (11)

Noboa y su partido PRIAN ya demostraron que tenían dinero para gastar en promesas y publicidad: en 2005 y hasta septiembre del 2006 cerca de 4 millones de dólares. En la campaña electoral de la primera vuelta utilizó de nuevo su fortuna:

Pautaje intensivo en medios de comunicación masiva, y regalando no sólo camisetas, avena y harina, sino también microcréditos, sillas de rueda, computadoras e incluso dinero en efectivo”. (12)

La estrategia, entonces, del equipo asesor de Correa cambió para la segunda vuelta exponiendo un mensaje pragmático: duplicación del bono de la vivienda; continuidad de la dolarización; eliminación del eslogan “Dale Correa, dale” para evitar cualquier connotación de animosidad; dejarse ver en la iglesia para alejar la imagen de comunista y atacar las nefastas prácticas empresariales de Noboa (prohibidos los sindicatos; niños trabajando, sueldos miserables de 5$ al día, etc.) (13)

El siguiente vídeo, de 23′, de la artista escocesa Jan Nimmo expone con claridad meridiana qué era Álvaro Noboa y qué entendía por libre mercado y derechos de los trabajadores:

In english
http://vimeo.com/19898988

Es evidente, en esta primera vuelta, que el pueblo desconfiaba de Rafael Correa y su mensaje sólo había calado en parte de la población urbana, el sector culto de la sociedad y cierta juventud.

Para la segunda vuelta se le unieron casi todas las formaciones de izquierdas y partidos indigenistas; esta vez sí logró el triunfo con un 56,67% de los votos.

De lo que no cabe duda es de que los comicios del 2006 marcan “un hito histórico”, a decir del sociólogo Patricio Carpio Benalcázar: “Es la primera vez que gana el podio presidencial una corriente política claramente identificada con el sector popular organizado y ciudadano en general, y en contravía con la tradicional partidocracia representante de oligarquías y élites económicas”. (14)

Para el filósofo y antrópologo José Sánchez-Parga también estas elecciones son de “extraordinaria singularidad”: “Por primera vez en la historia republicana del país, un candidato a la Presidencia de la República, gana las elecciones sin un partido político con representación parlamentaria”. (15)

Vaya tipo ¿no? ¿Arrogancia? ¿mesianismo? No tenía nada claro qué clase de persona era. Estaba confundido pero me agradó ese talante de yo contra el mundo. Me temo que un porcentaje apreciable de ciudadanos ecuatorianos tenían idéntica percepción. ¿Merecía la pena poner la confianza en él?

El país quería un cambio desde sus cimientos; sin embargo, atisbar la solución era una conjetura para todos: demasiados presidentes, demasiado bocas, hipócritas o inútiles en la historia del Ecuador.

– – –

(9) Sánchez-Parga, José: “Ecuador Contemporáneo”, ed. Ángel Montes del Castillo. Servicio de Publicaciones Universidad de Murcia, 2009. p. 75.

(10) Paulina Recalde, “Elecciones presidenciales 2006: una aproximación a los actores del proceso”, revista Íconos nº 27 (enero 2007) >

(11) Paz y Miño Cepeda, Juan J. : http://the.pazymino.com/baul.html > Elecciones 2006.pdf

(12) Paulina Recalde, “Elecciones presidenciales 2006: una aproximación a los actores del proceso”, revista Íconos nº 27 (enero 2007) > http://www.flacsoandes.org/iconos/index.php/iconos-27

(13) Ibídem

(14) Patricio Carpio Benalcázar, “El Ecuador, un país en la mitad del mundo”, Fundación Proyecto Local, Barcelona, 2008, p. 131.

(15) Sánchez-Parga, José: “Ecuador Contemporáneo”, ed. Ángel Montes del Castillo. Servicio de Publicaciones Universidad de Murcia, 2009. p. 75.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s