Ultimando preparativos (4)


A medida que el tiempo se echaba encima iba preguntando a todos mis amigos acerca de las cuestiones más diversas que pudieran sobrevenir en el viaje.
Por fuerza uno tenía que preguntarse cuestiones básicas: ¿Tenía farmacias el país; cómo las de España? ¿Sistema de salud? ¿Público/privado? Un país que abandona un sistema público de transporte de mercancías y pasajeros como es el tren no podía inspirar confianza ni que tuviera tecnología ni dinero para invertir en obras públicas. Casi todo lo importante estaba en manos privadas, incluso parte de la seguridad ciudadana. Todo era privatizable.
No estábamos hablando de Europa, sino de un país cuyas infraestructuras preveía deficientes y cuyos habitantes salían huyendo por una desconfianza en el futuro: La congelación parcial de los depósitos bancarios, desde mediados de marzo de 1999 hasta mediados del 2000, para impedir la fuga de capitales de los bancos, redujo a 1/4 parte los ahorros, en sucres, que tenían la mayoría de los ciudadanos en los bancos por la escalada exponencial de la fluctuación dólar/sucre.

“El lunes 15 [marzo 1999] amanecieron congelados los depósitos bancarios en sucres y en dólares, las cuentas de ahorro, las cuentas corrientes y los depósitos a plazo, pertenecientes a los particulares”. Ocurrió lo inevitable: protestas populares e indígenas, bloqueo de las principales ciudades y “desmanes y saqueos en algunos lugares” que casi logran la caída del gobierno durante marzo y julio de 1999. (1) “Fue harto bravísimo”.
“La cotización del dólar, que en enero de 1999 era de 6.833 sucres, se  disparó  a  partir  de  septiembre  y  cerró  el  año  a  20.243  sucres  por  dólar. Durante  los primeros  días  de  enero  de  2000  el  dólar  llegó  a  sobrepasar  los  25.000  sucres”. (2)
La mitad de los bancos del país quebraron o se transfirieron a manos del Estado entre 1999 y 2000; cuando el Filanbanco, el mayor banco de Ecuador colapsó en julio del 2001, fue el epítome de esta marabunta financiera que devoró el país en lo que se conoció por el feriado bancario que comenzó el 8 de marzo de 1999, aunque su origen se sitúa unos años antes.

“La ‘innovación’ legislativa [desregularización bancaria y libre circulación de capitales] aplicada desde 1994, significó un crecimiento explosivo de entidades financieras, no siempre sólidas, con una enorme concentración del crédito en empresas vinculadas a los accionistas y un endeudamiento agresivo de algunos empresarios más allá de sus posibilidades […]

En conjunto , el crédito de la banca está concentrado en las grandes empresas, el 0,8% del total de deudores absorben el 85% de la cartera total que a 1999 se estima en US$ 3,700 millones […]

El promedio de endeudamiento de los grandes grupos económicos es tener crédito en por lo menos 10 instituciones. Existen grupos que están endeudados hasta en 20 bancos. Fuente: Revista Vistazo de agosto 5 del 99. […]

El Estado ha tenido que hacerse cargo del 70% de los activos bancarios”. (3)

La única salida que halló el gobierno de Jamil Mahuad fue la dolarización del país anunciada el 9 de enero del 2000, la cual aumentó los precios de la canasta básica de los ecuatorianos popularizándose, por entonces, menús económicos de 1$ al que llamaron “el dolarazo”. En 2007 todavía se ofrecían estos menús y el precio medio de un menú por el país no solía superar el 1,50$. (4)
El dólar llegó a rozar los 32.000 sucres (5) pero el gobierno de Mahuad fijó el tipo de cambio con la paridad 1$ a 25.000 sucres.
En menos de un año la población se empobreció. Diversas autores dan cifras entre el 60% al 69,1% o 71% y en algunos cantones [municipios] llegó a superar el 90%; “la pobreza extrema llega al 32%”. (6)

“El Ecuador sufrió en 1999 el retroceso económico más severo en América Latina. El PIB, medido en dólares, cayó en 31% entre 1998 y 2000, de 19.170 millones de dólares a 13.649 millones, luego de que en 1999 alcanzar 13.770 millones. El PIB por habitante se redujo en 33% entre 1998 y 2000, al caer de 1.619 $ a 1.079$ (1999: 1.109$).

El país, según UNICEF, experimentó el empobrecimiento más acelerado en la historia de América Latina.

Entre el año 1995 y el año 2000, el número de pobres se duplicó de 3,9 a 9,1 millones , en términos porcentuales creció de 34% a 71%; la pobreza extrema también dobló su número de 2,1 a 4,5 millones, en términos porcentuales el salto fue de 12 a un 35%. […]

Al inicio del siglo XXI, el 64,6 de los trabajadores recibía menos de 1,5 salarios mínimos vitales al mes (un salario mínimo vital 117,6 dólares) mientras la canasta básica era de 291$)”. (7)

El gobierno actual de Ecuador (septiembre 2012) considera a una persona pobre aquella que vive con 2.4$ al día, y extrema pobreza la que sobrevive con 1,2$ al día, casi idéntica a la cifra que considera el Banco Mundial donde la extrema pobreza la sitúa en 1,25$. (8)

El salario mínimo se situó, con el nuevo cambio, en 50$ al mes, “más de dos veces inferior a diciembre de 1998” (9); los afortunados que aún disponían de recursos económicos emigraron; otros se endeudarían con los chulqueros (prestámistas usureros). “Entre 1999 y 2005, en torno a 1,4-1,6 millones de personas abandonaron el país.  En 2011, la Secretaría Nacional del Migrante informó de que entre dos y tres millones de nacionales residían en el extranjero”. (10)

Prácticamente el 15 % de la población actual residente en Ecuador.
Ecuador, como América Latina, respetaba los dogmas neoliberales a pies juntillas, y la imagen que transmitía al mundo era la del contraste absoluto del lujo y la miseria pegados como la muerte y la lepra. ¿Y la clase media en Ecuador?
Margarita era una amiga de Juana, y durante una temporada, compañera de trabajo. La conocí a través de Juana que la ayudó a establecerse en España.
También fueron vecinas del mismo barrio, en Guayaquil, durante una época. Ahora Margarita trabajaba en Barcelona al cuidado de señoras mayores al igual que Juana. Tenía menos vida social que sacrificaba por un futuro para su familia: su único hijo que quería estudiar medicina.
Margarita tenía su casa en Durán; allí vivía su hijo Claudio, de 16 años, al que dejó al cuidado de algún familiar aunque el chaval era bastante independiente, y con sentido común, valorando su madre mucho más esta virtud que la primera. Ahorraba todo el año para viajar cada verano a Ecuador, ver a su hijo y ayudarlo: era su máxima y constante preocupación. No faltaba semana que no le telefoneara.
Sus ahorros también los destinaba a reedificar su casa por completo; poco a poco, año a año, como decenas de miles de ecuatorianos por todo el país. Sus estancias le servían para controlar el estado de las obras y los gastos.
Cuando le comuniqué que iba a viajar a Ecuador me invitó a que la visitase en Durán y me quedase una noche en su casa; además, me presentaría a una familia amiga suya.
Graciela tenía un videoclub en Guayaquil que se fue al garete con la crisis del feriado bancario. No es persona que se arredre ante las circunstancias adversas; si tiene que cambiar de país, de casa o de novio lo hará si eso significa una mejora en su vida personal.
Cuando su prima Juana le informó de la fecha de la boda Chela decidió que no iría a Ecuador ni siquiera por dicha celebración; era de las que pensaba que aquel país no tenía futuro posible, y no era la única, más bien la opinión mayoritaria de los emigrados. Tantos gobiernos en tan pocos años: 8 presidentes en los últimos 10 años (1996-2006), a cual peor. “Ya me da coraje”.
Yo mismo dejé de interesarme en Ecuador al comprobar que uno de los gobiernos, el de “pinocho” Gutiérrez, presidente en 2003, que se presentó como un abanderado progresista aliado con los indígenas, el movimiento social más prestigioso del país entonces, no gozaba de simpatías entre mis amigos ecuatorianos. “Hay que esperar y ver”, me decía Marco al inicio del mandato del antiguo coronel. Los hechos confirmarían sus palabras.
Chela y sus dos hijos mantuvieron la decisión de no ir en otras reuniones familiares; no era jauja lo que vivía en España pero aquí había futuro y unas mínimas condiciones sociales si alcanzaba el mismo estatus que un español una vez regularizados sus papeles. El derecho al paro, por ejemplo, era inexistente en su país de origen.

Tampoco iban a ser los únicos que no irían: el hijo mayor de Marco tenía la edad de reclutamiento y el servicio militar es obligatorio en Ecuador. Si ingresaba en el país probablemente no podría regresar a España.

Para finales de abril ya se sabía quienes irían a Ecuador; fecha de vuelo y hora de salida de Barcelona: con esos datos me dispuse a preparar las necesidades del viaje: la decisión más importante atañía a la mochila; ella tendría que ser mi casa en Ecuador bajo cualquier circunstancia.

(1) Acosta, Alberto. “Breve historia económica de Ecuador“, Corporación Editora Nacional (Quito 2006), p. 190

(2) http://the.pazymino.com/bdiciembre03.htm > Boletín diciembre 2003 “Intervencionismos sobre el Banco Central”. Juan J. Paz y Miño Cepeda

(3) Maya Díaz, Milton. “Las pequeñas cooperativas rurales: surge un nuevo actor económico“.

http://www.grupochorlavi.org/php/doc/documentos/mmaya.pdf

http://www.grupochorlavi.org/index.php?option=com_wrapper&view=wrapper&Itemid=17&lang=es

(4) http://www.eluniverso.com/2007/09/03/0001/18/51FB9754C52D42C0B09E29CDA40BDB9E.html
(5) http://observadorglobal.com/ecuador-10-anos-de-dolarizacion-n4996.html

(6) Carpio Benalcázar, Patricio. “El Ecuador. Un país en la mitad del mundo” (Barcelona 2008), proyecto “Apropem l’Equador”, Asociación Proyectolocal.org

(7) Acosta, Alberto. “Breve historia económica de Ecuador“, Corporación Editora Nacional (Quito 2006), p. 196/7

(8) http://es.wikipedia.org/wiki/Pobreza

(9) http://www.gestiopolis.com/recursos/documentos/fulldocs/eco/dolarecuamario-1.htm

(10) http://www.oim.org.ec/index.php?option=com_content&view=article&id=311:el-perfil-migratorio-de-ecuador-pone-de-relieve-una-decada-de-cambios&catid=909:noticias&Itemid=509

Advertisements

2 thoughts on “Ultimando preparativos (4)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s